SEGUIDORES

31 mar. 2011

Media maraton Coslada 27-03-11

      Hoy ha tenido lugar mi último ensayo previo al Maratón de Madrid, veintiún kilómetros en la localidad de Coslada, carrera que desconocía por completo, pues nunca antes tuve la oportunidad de disputar, dicha prueba queda anotada en mi calendario para futuras ediciones, por los motivos que más adelante detallaré. Con esta prueba dan por concluidos los eventos programados por nuestro entrenador antes de la gran cita.
      Lo que hace unas semanas era negro, la pasada se tornó gris y después de dicha media maratón, mis perspectivas van cogiendo un color más blancuzco, color ideal para afrontar los deseados cuarenta y dos kilómetros con un mínimo de garantías. Y es que, encontrarse bien o menos bien, tener buenas o malas sensaciones, hace que tus pensamientos y con ellos tus pretensiones, cambien de un día para otro de una manera radical. Hasta tal punto que después de un mal día, te plantees la idea de no estar en condiciones de disputar el maratón y por el contrario un día con buenas sensaciones no solo tienes da la certeza de acabarlo, si no, que además intuyes la posibilidad de lograr un buen registro. Pienso que es inevitable dejarse llevar por los sentimientos y emociones experimentados en determinados momentos, una vez analizada la situación de manera menos visceral y con unas buenas dosis de cordura, llego a la siguiente conclusión:......

24 mar. 2011

Regalo-sorpresa


       Me encontraba últimamente inmerso en un mar de dudas, intentando valorar la efectividad de los rigurosos y estrictos entrenamientos que, desde hace algún tiempo, estaba llevando a cabo. Aunque realmente mis dudas no iban enfocadas hacia la efectividad de los mismos, pues considero que ejecutándolos de manera correcta, son garantía de existo, amén de otros factores que no vienen al caso. Más bien esas dudas, iban encaminadas hacia la conveniencia de los mismos, realizándolos deportistas ”amateurs”. Es por ello que llevaba algún tiempo sopesando, si realmente compensa someter al cuerpo a rápidas y exigentes series, a interminables cuestas y a exigir al corazón con elevados ritmos cardíacos. En definitiva, a seguir de manera fiel, un plan de entrenamiento, previamente diseñado, con el único fin, de ganarle tiempo al tiempo, y mejorar algunos segundos, o minutos en el mejor de los casos en la próxima carrera. Dudas porque, exponer al cuerpo a un sobreesfuerzo, provoca daños en forma de pequeñas lesiones, haciendo que el duro trabajo realizado no tenga el fin previsto, sino justamente el contrario.......

16 mar. 2011

Media Maratón Ciudad Universitaria 13-03-11

      Por primera vez y sin que sirva de precedente, he convertido una media maratón en catorce kilómetros. Los motivos han sido los siguientes: En Primer lugar, encontrarme en pleno proceso de recuperación de una lesión en la rodilla, en segundo lugar porque así lo aconsejó nuestro entrenador y demás corredores experimentados, esos a los que habitualmente escucho y presto atención en sus sabios consejos, pero a los que de igual modo, una vez metido en carrera y llevado por la euforia del momento, hago caso omiso. Y en tercer y último lugar, porque la ocasión la "pintaban calva". La prueba consistía en dar tres vueltas de siete kilómetros cada una, a un circuito urbano, con la posibilidad, de completar siete, catorce o la media maratón en cuestión. Fue por todo ello, que decidiera, muy a mi pesar, justo antes de completar el kilómetro catorce, lugar donde debía elegir entre seguir de frente en busca de la media maratón o como finalmente hice, girar a la derecha y llegar a meta. Aunque así estaba planeado de antemano, y el convencimiento de hacer lo correcto era absoluto, llegados a este punto, hube de hacer un sobre esfuerzo mental para no seguir en carrera. Tuve por un instante la sensación de estar abandonando una carrera, sin tener motivos para hacerlo, fue un momento de conflicto entre mi razón y mis piernas, la primera de aconsejaba llegar y finalizar la prueba, mientras que mis piernas, todavía sin acusar la fatiga por los kilómetros recorridos, se negaban a dejar de correr. En el momento que crucé la línea de meta, fui consciente de haber hecho lo correcto. Por primera vez y sin que sirva de precedente: la razón, tenía toda la razón......

1 mar. 2011

Media maratón Fuencarral-2011

      Más vale tarde que nunca, ha transcurrido ya una semana desde que finalizó la media maratón de Fuencarral-el Pardo, primer test serio con vistas a la próxima maratón de Madrid, el mismo tiempo llevan mis pies sin calzarse las zapatillas. Desde que crucé la línea de meta, no he vuelto a dar dos pasos seguidos con un cierto ritmo de carrera. En principio y tras una primera exploración, y aunque no es seguro el diagnóstico, todo indica a una tendinopatía rotuliana. Traducido a “mi idioma”: diez días de reposo deportivo, frenazo en seco a la buena proyección que llevaba en los entrenamientos y desgraciadamente, a la espera de nuevos acontecimientos. Tal vez por ello, la ausencia de ganas y motivación, para escribir crónicas, diarios, ni nada que se le parezca.
     He aprovechado este tiempo para meditar y reflexionar, sobre la importancia, de los pequeños detalles cotidianos que hacen nuestra existencia más llevadera. Cuando no disponemos de la posibilidad de disfrutar haciendo lo que nos hace felices, cuando se nos priva de lo que realmente nos llena, es entonces y sólo entonces, cuando nos damos cuenta de lo elementales que pueden llegar a ser, y del valor de las cosas cuando nos faltan. La lectura positiva, una vez pasado el tiempo de quejas y lamentos, no es otra que la de apreciar más si cabe, este maravilloso deporte y esperar con anhelo el momento de poder volver a disfrutar de él.......

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...