SEGUIDORES

23 may. 2011

40 Segundos

                Cuarenta segundos no son nada, es menos de lo que se tarda en colocar un dorsal, es el tiempo aproximado que se emplea en abrocharse un par de zapatillas, cuarenta segundos son un suspiro y a la vez toda una eternidad. Cuarenta segundos son los que hoy han impedido que consiguiera mi primer trofeo, que subiera al pódium, ese lugar reservado para los mejores, para los más fuertes, para los más rápidos.
                A pesar de la satisfacción por rebajar más de tres minutos mi marca con respecto a la edición anterior, y sobre todo por haber dado el ciento veinte por cien de mis posibilidades, la carrera me ha dejado un cierto sabor agridulce. Con una pequeña frustración por haber estado tan relativamente cerca de un triunfo, aunque éste fuera parcial y con esa sensación de: casi lo consigo. Todavía no he saboreado las mieles del triunfo, de hecho no las he visto “ni de lejos”, pero en esta ocasión, me he acercado tanto, que he podido percibir su fantástico aroma.......

1 may. 2011

MARATON MADRID 2.011

          Diecisiete de Abril de dos mil once, hoy he completado mi cuarto Maratón, tercero consecutivo en Madrid. Aunque todos iguales, en cuanto a recorrido, perfil altimétrico, distancia y entorno se refiere, todos ellos diferentes en cuanto a sensaciones y emociones vividas. Esta edición sin duda ha sido una de las más disfrutadas por los motivos que más adelante detallaré.
           En esta ocasión no llevaba la presión añadida, que si tuve en ediciones anteriores, en cuanto a tiempos parciales o totales, marcas a batir o superar, mi único objetivo sería cruzar la línea de meta y a ser posible disfrutando del momento todo cuanto pudiera. Cuando has entrenado mucho y bien, cuando has destinado gran parte de tu tiempo a la preparación del maratón y en definitiva, como solemos decir los corredores: “cuando hemos hecho los deberes”, nos auto-exigimos en la misma media, y de algún modo añadimos, sin querer, más presión de la que ya supone colocarte en la línea de salida para afrontar tan exigente distancia. Como digo, esta vez no existía dicha presión, pues los entrenamientos han sido más bien escasos, comparándolos con los efectuados en otras ocasiones. Precisamente por ese motivo, y como contrapartida, lo que si llevaba a la carrera, era mucho respeto a la distancia, algo de temor e innumerables dudas. Respeto, pues ya conocía el sufrimiento en tan larga distancia estando bien entrenado, temor, a tener una recaía de la reciente lesión, y dudas por no saber si sería capaz de completar los cuarenta y dos kilómetros en cuestión......

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...